La importancia del agua en los Andes

Visión de los pueblos indígenas Andinos sobre el agua:

El agua es un ser vivo!!! Proveedor de vida y de animación del universo. Es la fuente que emana de Wirakocha, dios creador del Universo, que fecunda la Pacha mama (madre tierra) y permite la reproducción de la vida. Es la sangre de la tierra y de los Andes. El agua permite la integración de los seres vivos, la articulación de la naturaleza y la sociedad humana, donde no existe, no hay vida, tampoco hay gente, ni tierra; por tanto el agua es de todos y es de nadie, pero "todos" debemos cuidarla.

La distribución del agua a nivel mundial:

El agua cubre dos terceras partes del planeta, del total del agua en el mundo, el 97% es salada y se encuentra en los océanos y mares, el 2,2% está congelada y se localiza principalmente en los casquetes de los polos norte y sur, tan solo el 0,52% es agua dulce  y el 0,06% restante del agua se distribuye en el ciclo hidrológico (Lude vid, 1998).

Con menos del 1% del agua dulce, no toda esta distribuida en todo el planeta, dos terceras partes de éste son zonas áridas y semiáridas y tan solo una tercera parte de la superficie del planeta tiene una buena cantidad de agua.

El agua se distribuye en el planeta a través del ciclo hidrológico, en el qué el agua atmosférica una vez condensada en forma de nubes se precipita a través de lluvia, nieve, granizo o rocío, hace contacto con la superficie terrestre,  debido a la vegetación el agua se intercepta, se acumula y es transferida al interior del suelo donde se infiltra, otra parte de esta agua y debido a las  condiciones topográficas, se escurre por la superficie terrestre formando ríos, quebradas, arroyos, lagos, lagunas. Debido al efecto de la radiación solar, el agua se evapora y en los sitios con bosques y vegetación ocurre la evapotranspiración y regresa a la atmosfera. Cuando hay ausencia de lluvia, son los bosques los encargados de movilizar el agua subterránea hasta la superficie de la tierra, capturan el agua atmosférica y la transforman en agua disponible para su consumo. Así, el ciclo hidrológico ocurre a través de los procesos de evaporación, condensación y precipitación.

Muchos países obtienen su agua por fuentes nivales. En Colombia, la principal fuente hídrica es el agua atmosférica, que por factores topográficos y climáticos se enfría y se precipita en forma de lluvia, dando origen a innumerables corrientes menores, las cuales forman los grandes ríos que atraviesan la geografía del país. En Colombia, la menor precipitación ocurre en La Guajira (Uribia), con 60 mm/año, la mayor precipitación en el Chocó (Quibdó-Tutunendo) con 9287 mm/año, el promedio para el país es de 2000 mm/año; los cuales se distribuyen, en la mayoría del territorio, en dos periodos de mayor lluvia (febrero-junio y Agosto-noviembre) y dos periodos secos o de menor lluvia (diciembre-enero y Julio-agosto) (IDEAM, 2005); sin embargo, en las altas cumbres de los Andes Colombianos, donde tienen su hábitat los bosques andinos, son ellos los encargados de producir la llamada "lluvia horizontal", es decir, la transformación del agua condensada para convertirla en agua líquida, por ello los bosques andinos son considerados "creadores o fábricas  de lluvias" y su presencia son la garantía de la permanencia y constancia de este recurso.

El Poliducto Andino se preocupa por mantener tanto los bosque andinos como las fuentes de agua de las altas montañas, por ello, como parte del cumplimiento del Programa de Manejo Ambiental se realizan acciones encaminadas al manejo del medio biótico y abiótico, particularmente en el manejo del recurso hídrico se desarrollan los programas de manejo de cruces de cuerpos de agua, manejo de nacederos, manejo de la captación de agua, y en el programa del recurso biótico se desarrollan los programas de protección y conservación de hábitats, revegetalización, conservación y rescate de especies. Estos programas desarrollan acciones puntuales que mitigan los efectos negativos de la construcción del poliducto, previenen la ocurrencia de otros efectos y desarrollan medidas de compensación ambiental por los impactos causados. Pero más allá del cumplimiento de las medidas de manejo ambiental, en la construcción del Poliducto Andino es evidente una conciencia ambiental y una sensibilización frente a los temas relacionados con la protección del agua, de los bosques y por la conservación del medio ambiente.


Bibliografía

Espinosa G.  2001. Fundamentos de evaluación de impacto ambiental.  Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), Santiago, Chile. 183 p.
Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM. 2005. El Medio Ambiente en Colombia. Bogotá, Colombia. 220 p.
Lude vid  M. 1998. El Cambio Global en el Medio Ambiente. Ed Alfa Omega. Mexico, D.F.s.